Los mejores relatos eroticos de amor filial

www.tomasexo.com

Relatos Eroticos / Mis inicios

Mis inicios

Relato añadido: 18/03/2009

Hola mi nombre es José, soy de Costa Rica y esta es mi primera historia, cuando esto pasó yo era bastante tonto por no haber aprovechado la oportunidad, con esto se les advierte que este relato es mas erótico que otra cosa, pero toda historia tiene un inicio y esta es la mía.

Esta historia se remonta a cuando yo tenía 16 años, en esos momentos me encontraba en los últimos años de secundaria por lo que todas las chiquillas de primeros años andaban atrás de mis amigos y de mi. No es que fuera alguien muy guapo, pero en ese entonces yo hacia bastante ejercicio de pesas en la casa y por eso tenia el pecho, los brazos y las piernas bien desarrollado, el problema estaba en que por mas que lo intentaba no podía hacer que el estomago se me marcara.

Bueno pero lo anterior casi es irrelevante por lo que lo dejo hasta ahí y comienzo con la historia en sí, para ese entonces se vino a vivir a la casa de mi abuela una prima lejana, lejana en todos sentidos, de distancia y de parentesco pues mi abuela era la tía de la mamá de ella por eso siempre dije que no éramos nada; su nombre es Yorleny.

Ella era bajita y delgada, como venía de una zona bastante rural (un sitio muy escondido) no se le miraba muy pintada o con una ropa que "se le viera algo de cuerpo" además su forma de hablar tenia un acento muy "cholo" como decimos aquí y por falta de estudio a veces decía cosas muy tontas a pesar de que faltarían como 2 meses para que cumpliera los dieciséis años.

Retomando, ella vino a Cartago para buscar trabajo y se quedo a vivir en la casa de mi abuela que vivía junto a nuestra casa. En ese entonces en mi casa solo había un televisor, por lo que acostumbraba ir a la casa de abuela a ver televisión porque hay podía hacerlo acostado en una cama.

Ya tenía algún tiempo hablando con ella por lo que se puede decir que ya nos conocíamos bastante y nos teníamos algo de confianza, por lo que ella llegaba al cuarto donde yo estaba viendo televisión cerraba la puerta y se sentaba a verla un rato conmigo, pero no pasaban dos minutos de eso para que mi abuela se pusiera a tocar la puerta porque no lo gustaba que nos encerráramos en el cuarto, entonces Yorleny se levantaba y abría la puerta y se iba.

Yo no me dí cuenta cuando le caí bien, yo veía que se reía mucho conmigo y todo, pero no hacia nada intencional seguro era por la practica con las chiquillas del colegio pues en realidad ella nunca me gustó.

Bueno, siempre que yo iba a ver televisión ella llegaba y me acompañaba pero ahora se acostaba delante o detrás de mi, porque el tv estaba en una mesa al lado izquierdo del respaldar de la cama, un día que se acostó yo puse mi mano en su estomago y lo empecé a acariciar ello se hizo hacia atrás y pego su culo en mi pene eso hizo que yo la dejara de acariciar quite la mano y entonces ella se movió hacia delante buscándola, volví a acariciarla con algunas cosquillas y se volvió a pegar a mí pero en ese momento mi amigo ya esta algo duro, por lo definitivamente ella lo notó, yo le seguí acariciando el estomago pensando en que hacer ahora, pero como siempre llegó mi abuela y tocó la puerta, por lo que todo llego hasta ahí, me quede acostado esperando pero no volvío.

Por mis estudios me aguante un día y fui al siguiente ella estaba en la casa pero no llegó a acompañarme por lo que creí que se pudo haber asustado o algo.

Seguí con mi rutina de la tele y un día ella llego y se acostó frente a mí, yo la atraje y me la pegue como la vez anterior, no sabia que mas hacer, creo que en un momento con las caricias le hice cosquillas y ella se volteo boca arriba.

Yo le dije que así ella me tapaba e instintivamente la tome a la altura de las hombros para girarla y ponerla como antes, ella reía y se resistía cuando la voltee, ella se giro otra vez, yo mas decidió le puse una mano en la espalda y otra en el pecho tocándole las tetas "disimuladamente" y la gire dejándole la mano sobre su seno derecha, ella se giro de nuevo y yo hice lo mismo pero esta vez deje la mano en medio de sus tetas, como ella usaba una camisa de cuello cerrado, todo era sobre la ropa, ella se giro de nuevo y el juego me gustaba cada vez mas, en ese giro me di cuenta que cuando yo dejaba de jugar con la mano o los dedos era cuando ella se giraba, por lo visto le gustaba tanto o mas que a mi.

Así que me decidí hacer la prueba la gire descaradamente y dejé mi mano acariciandole los pechos con las puntas de los dedos, quise dar un paso mas y toc, toc… mi abuela gritando que qué era esa bulla y que porque teníamos la puerta cerrada, todo se fue a la m…..

Quede mas caliente como nunca lo había estado, me fui para y casa (y no me la sobe porque a esa edad inmagínense que nunca lo había hecho). La semana siguiente era semana de exámenes y para eso yo siempre he sido bastante responsable.

Estaba estudiando Psicología acostado lateralmente en mi cama, boca arriba sosteniendo el cuaderno con una mano, en eso llegó Yorleny seguramente extrañando los juegos, me preguntó que hacia y la invite a que viera, por eso ella se metió bajo mi brazo derecho y yo coloque el izquierdo en su estomago, así estuvimos hasta que al pasar la página del cuaderno puse mi mano en su cuello, ella hizo a mordermela y yo la baje hacia sus pechos, pero al estar en mi cuarto alguno de mis hermanos podría entrar porque un hermano dormía en el mismo cuarto y para pasar a otro cuarto primero debían pasar por el mió, bueno el hecho es que después de tres veces de esta subiendo y bajando la mano, la deje en sus pechos y los comencé acariciar en forma, estaba muy excitado, cerre los ojos y empecé a disfrutar esa nueva sensación, ella andaba una camisa de botones y con mis dedos rozaba algo de piel, yo habia bajado el cuaderno para que tapara mi mano porque no pensaba moverla de ahí, me decidi un poco mas y entró mi hermano dos años menor que yo, saque mi mano de su camisa y la mantuve sobre sus pechos, pero mi hermano no se iba, cuando salio continué de donde estaba y un minuto después … adivinen qué? Se oye Yorlenyyyyy, mi abuela la llamaba para que se fuera ella se levantó pero yo no quería que se fuera y le agarré fuertemente la teta derecha desde atrás de ella para darle a entender que yo quería seguir, pero ella me dijo que la soltara que ya se tenía que ir, dio un giro se safó y se fue

Yo dije "Bueno ya sé desde donde seguir la próxima vez". Pero no pude seguir porque su mamá vino y se la llevó. Así que me quede bastante alborotado, para colmo el día de las caricias no me pude concentrar más y lo poco que había estudiado se me olvido y obtuve un 45 en ese examen. Un año después volvío, ya usaba blusas bastante-bastante escotadas lo que hacia para ese momento que me arrepintiera de haber sido tan inocente o estupido, ella nunca me gustó por eso no me la apreté pero en esta vida en cualquier situación la experiencia siempre es indispensable.

Bueno como dije al principio, esta es mi historia de introducción, mas adelante le contaré lo que paso con la ahijada de mi mamá, con unas niñas de primer año de secundaria, o talvez les cuente la historia de mi prima M.. que es la persona a la cual mas he querido incluso nos llegamos a enamorar, pero por los prejucios no llegamos a nada más.

Categoría: Amor filial | Comentarios: 0 | Vista: 9147 veces

Agregar a Favoritos Agregar Voto Comentar Relato

Comentarios



No se han encontrado comentarios.


Recomendados de Tomasexo.com